Miguel

Profesor de Yoga y Tai-chi

He practicado deporte toda mi vida, realicé estudios de educación física y siempre he buscado el estado en el que cuerpo y mente confluyen. Me interesé por el Pilates llevado por mi intrínseca curiosidad. Después de realizar el primer curso ya hace más de cinco años, noté sus efectos positivos en mi mismo, seguí buscando y aprendiendo todo lo que sea ofrecía al respecto y así he llegado a impartir clases a grupos de todas las edades, con diferentes patologías, también embarazadas, con o sin materiales, con o sin máquinas, siempre con el mismo resultado, la satisfacción de ver como mis alumnos mejoraban su calidad de vida y salud.

El yoga llegó a mí también por curiosidad. La práctica con amigos compartiendo conocimientos mutuos me llevó a los cursos, y de ahí, a la práctica por mi cuenta. De nuevo, la sensación de ligereza y clama mental que sentía después de las sesiones me hizo comprender el alcance de su potencial y así comencé a impartir clases con las que, no sólo comparto lo aprendido sino que, sigo evolucionando y creciendo como persona y como maestro.

Por último, mi pasión por las artes marciales no nació de la curiosidad, si no que siempre estuvo en mí. He practicado distintos deportes de combate (kick boxing, Jujitsu brasileño, MMA, Aikido) y cuanto más los he comprendido, más me he orientado, hacia aquellos que buscan la paz; La unión en lugar de la confrontación; El autoconocimiento y comprensión del otro a través de uno mismo. Así empecé con Taichi Estilo Yang, donde sigo un camino continuo y estimulante de aprendizaje.